Láminas solares finas y flexibles con la tecnología CIGS
05/09/2016
Estamos trabajando en nuestro nuevo sitio web!
06/03/2017
Mostrar todo

Energía Solar Fotovoltaica

En la actualidad las energías más usadas son las energías no renovables, aquellas que provienen de los recursos del planeta que van a terminar por terminarse.

Es importante tener en cuenta que el sol es una de las principales fuentes de obtención de energía limpia y renovable, y de la transformación de los rayos del sol en energía eléctrica es que surge la energía solar fotovoltaica.

Entonces, la energía solar fotovoltaica es aquélla que se obtiene a través de la transformación directa de la energía del sol en energía eléctrica.

Se trata de una fuente de energía totalmente limpia, que no necesita del uso de reacciones químicas ni provoca ningún tipo de residuos. Además, se trata de una energía renovable, esto es, la energía del sol va a estar presente eternamente, o al menos, durante todavía muchos miles de millones de años. En definitiva, se trata de una energía limpia, sostenible y renovable.

La energía solar fotovoltaica se basa en el principio de que la energía contenida en las partículas de luz (los fotones) puede ser convertida en electricidad. Esto se logra a través del denominado proceso de conversión fotovoltaica.

¿Cómo se genera la energía solar fotovoltaica?

Cuando pensamos en energía solar fotovoltaica una de las primeras imágenes que nos llega es la de una placa solar. Estas placas están formadas por módulos y éstos a su vez por células fotovoltaicas. Sus células están formadas por una o varias láminas de material semiconductor y recubiertas de un vidrio transparente que deja pasar la radiación solar y minimiza las pérdidas de calor.

Las células solares fotovoltaicas convencionales se fabrican de silicio. Se han empezado a utilizar otros materiales más baratos, denominándose estas células “de segunda generación”.

El proceso de obtención de energía del sol es sencillo.

La luz del sol, compuesta por fotones, incide en las células fotovoltaicas de la placa, creándose de esta forma un campo de electricidad entre las capas. Así se genera un circuito eléctrico. Cuanto más intensa sea la luz, mayor será el flujo de electricidad. Además, no es necesario que haya luz directa, ya que en días nublados también funciona.

Las células fotoeléctricas transforman la energía solar en electricidad en forma de corriente continua, y ésta suele transformarse a corriente alterna para poder utilizar los equipos electrónicos que solemos tener en nuestras casas.

El dispositivo que se encarga de esta transformación se denomina inversor. El inversor transforma la corriente continua en corriente alterna con las mismas características que la de la Red eléctrica a la que va a verterse, controlando la uniformidad y calidad de la señal.

Esta corriente alterna generada finalmente pasa por un contador (que la cuantifica) y de allí es inyectada a la Red general.

Usos de la Energía Solar Fotovoltaica

  • Se puede usar para crear gran cantidad de energía que se vende a las compañías suministradoras de electricidad.
  • También puede ser utilizada de forma individual o familiar, esto es, para proporcionar energía en el hogar. Mucha gente instala paneles solares en tejados para usar la energía solar como energía alternativa.
  • Puede proveer de energía en aquellos sitios de difícil acceso o donde tienen dificultades para tener energía eléctrica, esto es, aquellos lugres con bajos índices de desarrollo donde no tienen acceso al tendido eléctrico.
  • Es uno de los principales métodos de abastecimiento de los satélites que están en órbita en el espacio. Seguro que todos hemos visto alguna imagen de estos satélites, que cuentan con paneles solares en su estructura para aprovecharse en el espacio de la energía proporcionada por el sol.
  • También se puede aprovechar para la construcción de sistemas híbridos de producción de energía, es decir, aquellos que combinan la energía solar con la eólica, o la energía solar con los recursos fósiles.
  • Sirve para producir energía que se aprovecha en muy diferentes ámbitos: Telefonía móvil. repetidores de radio y televisión, postes S.O.S. de carreteras, telemando, telecontrol para redes de riego, telemetría, radares, radiotelefonía en general y para militares o puestos de vigilancia forestal, telefonía rural vía satélite, teleondas, cabinas telefónicas de uso público, centrales de conmutación, radioenlaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *